Zonas Económicas Especiales y su impacto en la Ciencia y Tecnología

Continúa el debate sobre el proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales (LOZEE) en el país, como propuesta de ejercer la participación activa y protagónica que nos mandata nuestra Constitución, emplazada a la Asamblea Nacional por el Presidente Nicolás Maduro Moros.

A lo largo y ancho de nuestra geografía nacional, se viene discutiendo este instrumento jurídico, no desde la comodidad de un escritorio y un teclado, o encerrados en un cuarto cerrado, a espaldas de la población. Lo hemos hecho desde los territorios, con los actores y protagonistas; las autoridades, los industriales, los trabajadores y con la participación del pueblo.

Desde la perspectiva de la investigación, desarrollo e innovación (I+D+I), las Zonas Económicas Especiales, han servido para desarrollar capacidades científicas y tecnológicas, que han sido una de las fortalezas de los países que alcanzado mayores niveles de desarrollo, a la par que han permitido generar entornos institucionales alrededor de ellas, con la creación de centros de investigación, universidades, centros de capacitación y formación, incrementando la inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI), potenciando mediante la transferencia tecnológica, nuevas patentes, descubrimientos, evitando mantenerse al margen de la sociedad del conocimiento.

La Revolución Bolivariana, entendió la importancia de esto, y para ello desarrolló una Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI), que obliga a todas las Empresas a aportar entre 0,5% y 2% de sus ingresos brutos anuales para fortalecer las capacidades en CTI. El problema con el que nos encontramos, desde la óptica productiva, es que el bajo nivel de diversificación, y la dependencia petrolera, se convirtió en un cuello de botella para generar nuevos conocimientos – al menos en mayor escala – para producir más amplios desarrollos en el campo de la innovación.

Es necesario recordar que la LOZEE, aunque prevé incentivos fiscales, estos no abarcan los parafiscales como los aportes al ámbito científico-tecnológico. Esto es algo que debemos comprender, pues con una mayor captación de inversores, sean estos nacionales o extranjeros, redundará en una mayor tributación sectorial, a la par que permitirá absorber nuevas tecnologías, elevando nuestro índice de competitividad, nuestra inserción en la economía global, y en un entorno en el cual nos encontramos en transición hacía la cuarta revolución industrial, tal como se anunciara en Hannover en el año 2011, en el Foro Económico Mundial. China, se ha convertido en un gigante en el mundo de la CTI, y lo ha logrado en poco más de 40 años, desde la instauración de las Zonas Económicas Especiales como propuesta que modeló su economía. Hoy en día, el gigante Asiático se encuentra en la vanguardia, de las tecnologías de las telecomunicaciones, como el 5G y 6G, la tecnología espacial, militar,  la biotecnología, la medicina, la genética, entre otras áreas; algo impensable si China no se hubiese abierto al mundo con las ZEE.

La República Popular China, pasó de un porcentaje del PIB casi inexistente en materia de inversión en I+D en 1978, a 2,19% en 2018. Esto se traduce en 1,89 Billones de dólares que este país aporta a los nuevos conocimientos, y que significan mayor grado de soberanía, independencia y desarrollo.

El proyecto de LOZEE, ha considerado esto tan importante, que ha incluido en su numeral c) del artículo 5, como un tipo de desarrollo que podemos concentrar en este ámbito territorial, a la par que lo definimos como “Zonas Económicas Especiales para el Desarrollo Tecnológico: Orientadas al despliegue de cadenas productivas e inversiones intensivas con un alto componente tecnológico, especialmente, tecnologías de punta. Los bienes y servicios a producirse en estas zonas serán exclusivamente de Alto Valor Agregado Venezolano. No se podrán crear zonas de este tipo para comercio de bienes finales importados o de bienes nacionales que no sean de Alto Valor Agregado Venezolano.”, tal como lo referimos en el articulado up supra.

Esto implica, también un mayor compromiso y articulación de nuestras universidades, centros de investigación, así como de la clase trabajadora para que podamos articular un sub-sistema científico tecnológico, alrededor de las ZEE, y nos permita incrementar nuestro número de patentes, publicaciones científicas, nuevas innovaciones, así como los presupuestos destinados para tales fines. Como queda demostrado en el articulado precitado, y en las propias aspiraciones de este marco legal, se encuentran muy lejos de las críticas que las adjudican como maquilas y no como centros de producción, no solo material sino de conocimiento.

A lo que me refiero es que la tarea del desarrollo de las ZEE, es de todos, requiere la cooperación y el aporte en positivo de quienes soñamos con la transformación del modelo económico nacional, que nos brinde mayores capacidades, y nos haga más independientes

En la medida que avanzamos en el debate, surgen interrogantes, críticas, dudas, como es normal, de las ZEE, sin embargo lo que se pretende, tal cual como lo establece el proyecto de Ley, es generar mayor valor agregado, a través de políticas en igual de condiciones, promover una mejora industrial y las capacidades científico tecnológicas, convirtiendo a estos espacios en zonas catalizadoras de reformas más amplias, como herramienta efectiva para atraer Inversión tanto nacional como extranjera, permitiendo pagar salarios más altos, con equidad de género, cumpliendo con los estándares laborales de nuestro marco jurídico y en mejores condiciones que en otros lugares, con mejores controles y prácticas ambientales. Termina siendo curioso que los detractores ortodoxos de la Ley no se hayan referido hasta el momento a un solo artículo de la misma. Mientras tanto, seguiremos en la calle junto al pueblo, debatiendo lo que las grandes mayorías exigen para las grandes transformaciones que requiere la economía nacional.

Por: José Gregorio Vielma Mora

Fuente: Últimas Noticias

En: https://ultimasnoticias.com.ve/noticias/opinion/zonas-economicas-especiales-y-su-impacto-en-la-ciencia-y-tecnologia/

CGR fortalece el funcionamiento de las OAC del MPPCT

La Contraloría General de la República, a través de la Dirección de Atención al Ciudadano y Control Social (DACCS), llevó a cabo un taller de formación a las Oficinas de Atención al Ciudadano (OAC) de los entes adscritos al Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (MPPCT), con el objetivo de fortalecer el funcionamiento de las mismas.

La capacitación se realizó en la sede del MPPCT y permitió definir los requerimientos que manejan en las OAC y cómo deben procesar las denuncias, quejas, reclamos, sugerencias y peticiones que reciben los servidores públicos de dichas oficinas.

Asimismo, los representantes de la DACCS dieron a conocer las bases legales que sustentan el funcionamiento de las OAC en cada una de las instituciones, con el propósito de proporcionar a los presentes los fundamentos esenciales para ejercer sus funciones dentro de la unidad administrativa a la que pertenecen.

Igualmente, los especialistas en la materia brindaron a los participantes las herramientas necesarias para hacer seguimiento a los requerimientos procesados, con el fin de dar respuestas efectivas y eficaces a los ciudadanos que los formulan.

Finalmente, la directora de la OAC del MPPCT, Yildre Oropeza, acotó: “Debemos aclarar con la Contraloría General de la República, el ente que rige a las Oficinas de Atención al Ciudadano, qué es lo que establece la ley y cuál es nuestro compromiso, la intención y el objetivo con el proceso revolucionario”.

Actividades de socialización científica llegan al Centro Integral Luisa Cáceres de Arismendi

El Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq), realiza actividades de socialización científica en el Centro Integral Luisa Cáceres de Arismendi, ubicado en el sector Palo Verde del edo. Miranda, a adolescentes en situación de embarazo.

La actividad se llevó a cabo el pasado jueves 13 de febrero y estuvo dirigida a jóvenes en situación de embarazo, con el objetivo de promover y motivar a las adolescentes al estudio de la ciencia y la tecnología, mediante el contacto directo con profesionales del área quienes compartieron su experiencia personal, logros y contribuciones de las investigaciones que llevan en acabo en el Cntq.

Estas actividades de socialización son posible gracias a la alianza que tiene nuestra institución con la Fundación para los Niños, Niñas y Adolescentes del Gobierno del Distrito Capital.

El Cntq a través de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) y sus investigadores, continuarán visitando fundaciones, liceos y centros de formación para promover en los jóvenes el estudio de la ciencia y la tecnología.

Prensa Cntq

Mujeres con guáramo hacen ciencia en Venezuela

Inspirar a las personas, especialmente a las mujeres y las niñas, a involucrarse en la ciencia ha sido un gran esfuerzo. En los últimos 15 años, la participación de las féminas en los campos de la ciencia, la tecnología y la innovación en Venezuela, se ha incrementado y ha comenzado a generar frutos.

En la Venezuela en Revolución, a diferencia de otros países, las mujeres han alcanzado la paridad de género en la ciencia. Mejor aún: hay mujeres en los principales puestos de la institucionalidad científica que promueven una ciencia comprometida con la vida y con el país.

De acuerdo con la científica Olga Wittig, especialista en medicina regenerativa del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), “ser mujer en la ciencia no es fácil. Nosotras tenemos distintos roles: somos esposas, madres, trabajadoras, estudiantes. El secreto de todo está en lograr el equilibrio. Pero, en esta vida, todo requiere trabajo, esfuerzo y sacrificio”, expresó.

Durante el conversatorio «Mujeres venezolanas en la ciencia», realizado en la Universidad Nacional Experimental de la Gran Caracas (Unexca) para celebrar el Día Internacional de las Mujeres y las Niñas en la Ciencia, Wittig explicó que el área científica no es fácil para nadie, ni para mujeres ni para hombres, porque todo se trata del amor a la ciencia y de cuán comprometido estés con el bienestar social.

“Yo creo que más que una profesión es un estilo de vida. Hay que trabajar en función de ese amor que uno le tiene a la ciencia. Yo, por ejemplo, estoy enamorada de lo que hago, y de las cosas que hemos ido mejorando en el IVIC. Hoy, hacemos tratamientos de regeneración ósea y de piel para diversos pacientes. Son tratamientos del primer mundo que ya tenemos la capacidad de hacerlos en Venezuela, con profesionales venezolanos, con mujeres venezolanas. Son tratamientos experimentales y completamente gratuitos”, resaltó.

Ciencia por la patria

Por su parte, la científica Gloria Carvalho, presidenta del Centro Nacional de Desarrollo e Investigación en Telecomunicaciones (Cendit), reiteró que la ciencia debe estar comprometida con el bienestar social, sobre todo ahora que Venezuela se encuentra en una situación de bloqueo financiero y constantes ataques a los servicios públicos básicos para generar zozobra, desestabilización y desesperación.

“No es la ciencia por la ciencia; en revolución debe hacer la ciencia por el sentido práctico. Eso se parece a la mujer. La mujer no hace nada por hacerlo, la mujer se dedica con pasión, por la patria, por sus hijos, por la vida”, subrayó.

En este sentido, Carvalho recordó que el Plan Cayapa Heroica nació de una crisis nacional provocada por el bloqueo imperial, y se convirtió en la oportunidad de aplicar el conocimiento para recuperar incubadoras y otros equipos médicos.

“La persona que comanda las operaciones de recuperación de incubadoras y otros equipos médicos fuera de servicio, en los hospitales del país, es una mujer. Se llama Carlelinés Gavidia. Es un trabajo de amor y cuido. Hoy, puedo decirles que llevamos 800 equipos médicos reparados”, enfatizó.

Adolescentes en situación de embarazo precoz participan en actividades de socialización

Continuando con las actividades de socialización científica el Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq), llegó el pasado miércoles 29 de enero al Centro de Educación Integral «Belén San Juan» en Caracas, para fomentar en las adolescentes en situación de embarazo el amor por la ciencia y la tecnología.

La actividad fue desarrollada a través de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) e investigadores del Cntq quienes mediante charlas, experimentos científicos y dinámicas motivaron a las jóvenes al estudio de las ciencias y la tecnología como elección para sus estudios universitarios. Además, por medio de la jornada de divulgación científica se dan a conocer los avances en materia de vigilancia tecnológica que desarrolla el Cntq, así como también las funciones que lleva el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

El Centro de Educación Integral «Belén San Juan» es un ente adscrito a la fundación para los niños, niñas y adolescentes del Gobierno del Distrito Capital, quienes amparan a adolescentes en situación de embarazo precoz.

El Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq), se compromete con los jóvenes estudiantes y con los centros de formación a incentivar a los adolescentes al estudio de la rama científica, de esta manera estaremos sumando nuevos profesionales al país.

Prensa Cntq

Cntq realiza socializaciones científicas a jóvenes en tratamiento de adicciones en el Centro Alí Primera

La Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) y los investigadores del Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq), en articulación con el Sistema Público Nacional para el Tratamiento de las Adicciones y la Fundación para los Niños, Niñas y Adolescentes del Distrito Capital, desarrollaron este miércoles 22 de enero una jornada de socialización científica y motivacional en el Centro Especializado de Prevención y Atención Integral (CEPAI) Alí Primera ubicado en Caracas.

Durante la actividad los investigadores del Cntq compartieron con los jóvenes del CEPAI sus experiencias como profesionales en áreas de la ciencia tales como la Ingeniería Ambiental y la Biología Marina, expusieron sobre el quehacer del Cntq y el Ministerio de Ciencia y Tecnología, finalizando con dinámicas grupales. Los jóvenes fueron muy receptivos y agradecieron la realización de esta novedosa jornada de socialización del conocimiento.

Con este tipo de actividades el Cntq busca promover en los jóvenes el amor por la ciencia y tecnología de forma dinámica e interactiva, contribuyendo con su proceso de formación y en futuro no muy lejano, sumar nuevos profesionales a la comunidad científica nacional.

Cntq realiza socializaciones científicas a jóvenes en tratamiento de adicciones

Socialización científica a jóvenes

El Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq) a través de la Oficina de Atención al Ciudadano (OAC) y sus investigadores, continúa con las jornadas de socialización científica. En esta ocasión la actividad se realizó el pasado martes 21 de enero en el Centro Integral Terapéutico «La Edad de Oro» ubicado en la Parroquia San Agustín de Caracas, el cual atiende a jóvenes que se encuentran en terapia de atención integral por haber estado en situación de riesgo por el consumo de sustancias psicoactivas.

Durante la jornada los investigadores del Cntq realizaron charlas, la simulación de un laboratorio de química, experimentos científicos y dinámicas de integración con el objetivo de motivar a los jóvenes al estudio de las ciencias y la tecnología como una alternativa para su futuro.

El Cntq seguirá realizando estas actividades en este tipo de centros y en otros, para contribuir con la formación y motivación de nuestros futuros científicos y tecnólogos.

Prensa Cntq

Mujeres de la ciencia que impactaron en el 2019

El Centro Nacional de Tecnología Química (Cntq) destaca el rol protagónico que tiene la mujer en el ámbito de la ciencia y tecnología, y se enorgullece al contar con cinco talentosas investigadoras que desarrollan líneas de investigación y proyectos importantes para el país. A continuación una breve reseña de cada una de ellas, cuya labor se tradujo en logros para el Cntq durante el año 2019:

Magaly Henriquez, Doctora en Petróleo y Gas del Instituto Nacional Polytechnique de Toulouse Francia, desde hace siete años es Presidenta del Cntq y actualmente es Viceministra de Exploración e Inversión Eco-minera en el Ministerio del Poder Popular de Desarrollo Minero Ecológico.

Natasha Tellería, Licenciada en Química de la Universidad Central de Venezuela (UCV), actualmente dirige la Gerencia de Proyectos de Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i) y en el 2019 realizó investigaciones sobre “Perspectivas de producción, reuso y reciclaje de neumáticos en Venezuela”, “Obtención de trementina y colofonia a partir de la resina de pino”, “Obtención de cloruro de sodio grado farmacéutico USP”, “Desarrollo de desemulsionantes para la deshidratación de crudo” y la “Evaluación de alternativas tecnológicas para la producción de insumos químicos utilizados en la industria petrolera y petroquímica”.

Jiraleiska Hernández, Ingeniera Ambiental de la Universidad Marítima del Caribe, dirige la Coordinación de Energía y Ambiente y ha desarrollado proyectos tales como “Estudios de tendencias patentométrica en tratamiento y reciclaje de las aguas residuales industriales y urbanas”, “Alternativas de recuperación, reuso, reciclaje y disposición final de las tierras de blanqueo empleadas en el proceso de refinación del aceite vegetal”, “Bioenergía: Estudio de tendencia patentométrica”, “Cálculo de emisiones de CO2 procedente de las platas termoeléctricas del país”, “Perspectivas de producción, reciclaje y re-uso de acumuladores para vehículos en Venezuela”.

Trinidad Volcán, Ingeniera Química de la Universidad Simón Bolívar (USB) e investigadora adscrita a la Coordinación de Manufactura y Valorización de la Materia Prima, en 2019 investigó sobre el “Desarrollo de tamices moleculares para deshidratación de gas natural con material prima nacional”, “Desarrollo de un producto para la preservación de la madera aserrada de pino caribe y de otras especies de plantaciones”, “Perspectivas de producción, reuso y reciclaje de neumáticos en Venezuela”, “Identificación de tecnologías y materiales alternativos para la producción de tierras de blanqueo utilizadas en la manufactura de aceite comestible” y la “Identificación de metodologías para la extracción de metales de interés del coque venezolano”.

Yeimy Nieves, Licenciada en Biología de la Universidad Central de Venezuela (UCV), forma parte de la plantilla de la Coordinación de Sistemas de Gestión de la Calidad y realizó un importante estudio sobre el “Cacao: Propagación in vitro”.

En 2020 el Cntq seguirá enalteciendo el rol de la mujer científica venezolana brindándole la oportunidad de formar parte de la institución para que desarrolle temas estratégicos que contribuyan con el desarrollo del país.

Prensa Cntq