Trabajadores y trabajadoras del mincyt participaron en Foro “7T para la transformación de la Patria”

Este jueves, se desarrolló en los espacios del auditorio J.J castillo, en la sede del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología (Mincyt), el foro titulado “7T para la transformación de la Patria”.

La actividad, en la que participaron trabajadores, trabajadoras y autoridades del Mincyt, contó con la ponencia del segundo vicepresidente de la Comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional y miembro del Comité Nacional de Transformación Geopolítica del Congreso de la Nueva Época, Roy Daza.

Durante el encuentro, el diputado Daza ofreció un repaso por la geopolítica internacional, donde destacó las nuevas propuestas hechas recientemente por el presidente de la República, Nicolás Maduro, en pro de avanzar en el desarrollo y transformar la realidad, con miras al futuro del país.

En su intervención, el diputado expresó que actualmente existe en el continente una gran disyuntiva entre el planteamiento del neoliberalismo, que hoy expresa con mucha crudeza el presidente de Argentina, Javier Milei, y el enfoque socialista y progresista, que hoy representa el presidente Nicolás Maduro.

“Creo que ahí está el debate político de América Latina, no solo en Venezuela, sino en el mundo. En este momento, esa es la disruptiva”, dijo.

Destacó que en el caso de Venezuela se ha iniciado un proceso de transformación que “requiere de un gran esfuerzo, de sumar muchos recursos y voluntades en todo el país, para poder producir un nuevo estado de bienestar y crecimiento económico con distribución progresiva del ingreso”.

Por otra parte, enalteció la labor de los trabajadores y trabajadoras del Ministerio de Ciencia y Tecnología, indicando que es “es una labor heroica y que, desde hace algún tiempo, bajo la conducción de la ministra Gabriela Jiménez, está ubicado en la vanguardia de los cambios y de las transformaciones que están en curso” dijo.

Además, comentó que “hoy nuestro país tiene la posibilidad de recuperar su economía, ya que hemos tenido crecimiento en medio de una guerra económica y en medio de unas sanciones que prácticamente paralizan buena parte de nuestro quehacer económico, entonces ¿qué pasaría en Venezuela si levantan las sanciones? Nos convertiríamos en un polo de referencia económico muy importante”.

Asimismo, destacó la importancia de la educación, avanzando en un modelo transformador que contribuya al crecimiento de país.

Apuntó que el pueblo venezolano desde el año 2017 hasta la fecha ha derrotado el más grande, complejo y poderoso plan hecho por el imperialismo contra una nación.

“Hemos derrotado el plan, hemos vencido y estamos dispuestos, además, no solo a superar las trabas que nos dejan las sanciones, sino que estamos demostrando una cosa insólita: con las más grandes sanciones aplicadas a un país, hemos podido hacer crecimiento económico y hemos podido estabilizar la política en general».

“Nosotros tenemos estabilidad política y crecimiento económico gracias a un juego muy consciente de un pueblo muy organizado y muy combativo”, recalcó.

Por su parte, el viceministro de Investigación y Generación del Conocimiento Científico del Mincyt, Francisco Durán, manifestó: “hemos iniciado el debate de la discusión de las siete transformaciones que planteó el presidente obrero Nicolás Maduro Moros, con los trabajadores del Ministerio de Ciencia y Tecnología”.

Explicó que “fue un debate en el cual el diputado Roy Daza nos ha expuesto la cultura actual y lo que significa para el pueblo venezolano y, particularmente, para la ciencia y tecnología de enfrentar esta realidad en el marco de las medidas coercitivas unilaterales”,

Mencionó que los trabajadores y trabajadoras pudieron conocer lo que significa el plan de las siete transformaciones que debe coincidir o sintetizar el plan de la patria en sus cinco objetivos.

“Estas siete transformaciones sintetizan, el compromiso de los trabajadores y de la gestión de la ministra Gabriela Jiménez, que viene junto al pueblo para contribuir al desarrollo económico y social del país y al bienestar de todos los venezolanos”, indicó.

Participación del pueblo

Óscar González Díaz, presidente del Centro Nacional de Desarrollo de Investigaciones Tecnológicas Libres (Cenditel), mencionó: el día de hoy, acabamos de asistir a una ponencia magistral del diputado Roy Daza, la cual se basó en las siete transformaciones profundas y necesarias que requiere el Estado venezolano para terminar de cohesionar, de profundizar la revolución en Venezuela.

Además, manifestó que “sin lugar a dudas esta información debe ser replicada por todos nosotros, en los estados, con nuestros trabajadores, con las comunidades en el punto y círculo”.

Por su parte, Francisco Gutiérrez, analista de la Oficina Estratégica de Seguimiento y Evaluación de políticas públicas del Mincyt señaló: “me parece muy pertinente esta intervención sobre la 7T, porque es un entretejido de la situación actual y cómo se ha venido desarrollando la política en lo económico, lo social y en lo internacional dentro de Venezuela”.

Mencionó que “es una circunstancia de bastante interés, ya que estamos apuntando a llegar a un equilibrio estratégico de las fuerzas políticas, sociales y económicas dentro de la nación y es necesario que como ministerio podamos comprender cómo cruzamos transversalmente estas siete transformaciones de la ciencia y la tecnología”.

Resaltó que comprendiendo la participación que tienen los trabajadores desde la mirada del Plan de Ciencia y Tecnología de 2023 2030, es posible promover mejores políticas públicas para el desarrollo de la nación.

Oficina de Gestión Comunicacional del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología / Periodista: Sheila Bravo/ Fotos: Nathael Ramírez 

Venezuela propone descolonizar la ciencia y usarla como herramienta de justicia y desarrollo socia

En Venezuela, científicos y científicas tienen un papel activo en el proceso de descolonización de la ciencia con trabajos cada vez más articulados con lo comunitario y las necesidades del país.

Al respecto, la vicepresidenta Sectorial de Ciencia, Tecnología, Educación y Salud (CITES), Gabriela Jiménez Ramírez, afirmó que el llamado colonialismo científico es “una perturbación que debe eliminarse”.

En su cuenta de la red social X, detalla que el problema del colonialismo o situación de injusticia, se trata de un sesgo ético y procedimental, que afecta el desarrollo de investigaciones y grupos autónomos capaces de hacer ciencia sin la tutela de entidades, corporaciones y grupos de poder.

“En esa categoría o estado de cosas, que ya ha comenzado a denominarse globalmente con el nombre que lo visibiliza y lo denuncia (colonialismo científico), contiene un peligroso agregado de racismo epistémico, de evidente carencia de ética en el ejercicio de la práctica investigativa”, explicó.

En su planteamiento indica que Venezuela, al igual que otros países que están en rebelión contra las prácticas coloniales, desarrolla una visión denominada Ciencia para la Vida que “propone que la ciencia debe de ser una herramienta de justicia y desarrollo social local”.

“Para lograr esto, la práctica científica debe ser consciente de la creación de un tejido científico comunitario. Pero cierta filosofía y práctica hegemónicas ha propiciado la exclusión de todo saber popular, la exclusión de los procesos comunitarios y la ausencia de la justicia social en el ejercicio de la creación del conocimiento, que debería ser colaborativo y ético en lugar de excluyente y segregador. Es importante que la cultura científica verdadera promueva la descolonización para promover la ciencia local, propia”, argumentó.
Precisó que en diferentes áreas de la investigación científica se registran trabas al momento de la incorporación o participación de expertos de países con menores recursos económicos, a proyectos de investigación elaborados en países con mejores condiciones.
Agregó que, en muchas ocasiones, los investigadores de los países tropicales son, en esencia y con escasas excepciones, meros proveedores de datos, muchos de ellos imprescindibles, o bien mantenedores de infraestructuras científicas de seguimiento a largo plazo; facilitadores de la logística necesaria para el estudio, o intermediarios entre las poblaciones locales y los investigadores del norte.
“Mediante ese vicio implantado desde la inequidad, terminan siendo simples medios o vehículos de acceso cultural e idiomático para beneficio de investigadores que jamás comprenderán un sistema como por ejemplo la Amazonía, pero que sobresaldrán como especialistas en temas de la Amazonía a la hora de la difusión de sus documentos”, refirió.
Desde esa realidad, la también ministra de Ciencia y Tecnología, advierte que los investigadores del sur de las regiones tropicales de Sudamérica son proveedores de data que otros usan para interpretar los fenómenos y lograr dar con teorías, propuestas y análisis, inclusive con los registros fósiles. Este es apenas uno de los mecanismos que permiten que ocurra el proceso de dominación desde el conocimiento sobre el quehacer de los pueblos.
La ministra de Ciencia y Tecnología, lamenta que el colonialismo científico no ha cedido espacios, sino que más bien se ha consolidado con la demanda de información básica de calidad sobre el papel de los ecosistemas en las zonas tropicales, sobre estudios de nuevas especies vegetales y animales e inclusive sobre el análisis de registros fósiles.
“La asimetría entre lo que hemos venido llamando norte y sur se ha exacerbado en el plano científico. Se impone en la práctica científica una notable ausencia de ética y del reconocimiento de los saberes y conocimientos de los pueblos, atropellados por la ‘necesidad de disponer de información’ de dichas regiones para abordar cuestiones de urgencia, como las que implican la emergencia climática y la pandemia recientemente vivida”, advirtió.
Para la bióloga venezolana, los currículos educativos y las agendas investigativas deberían proporcionar investigaciones mucho más éticas, democráticas y de reales colaboraciones científicas, desde la raíz descolonial.
Oficina de Gestión Comunicacional del Ministerio del Poder Popular para Ciencia y Tecnología / Periodista: Rosiris Ortega Ortiz